SISTEMA DE GESTIÓN DE ALMACENES (SGA) EN LA NUBE: Una decisión de negocio inevitable

 

Publicado por Scott Brask el 1 de marzo de 2018. Leer artículo original

 

El  objetivo final de implementar un sistema de gestión de almacenes (SGA) es aumentar en eficiencia operacional, exactitud, y productividad.

Un SGA en la nube elimina la necesidad de mantener infraestructura, permitiendo al departamento de TI enfocarse en habilitar aún más el negocio. No es necesario adquirir servidores, encargarse de costosas actualizaciones y manejar la capacidad fluctuante de dichos servidores. Adicionalmente, para operaciones de distribución con requerimientos complejos y procesos de negocio únicos, una SGA en la nube ofrece más flexibilidad que las tradicionales entregadas ‘on-premise’. En general, las soluciones en la nube agilizan los procesos haciendo que los negocios y los equipos sean más estratégicos, más receptivos al cambio y más centrados en los objetivos centrales del negocio.

Cinco (5) ventajas competitivas de mover las operaciones de la cadena de suministro a la nube son:

 

Adopción Rápida

Un SGA en la nube reduce los costos y el tiempo que serían necesarios para entrenar al departamento de TI y a los usuarios administradores en ejecutar, gestionar y mantener software on-premise.

Con un SGA en la nube, el tiempo de adopción de la solución es menor. Los servicios pueden ser rápidamente desplegados sin los largos ciclos de compra, instalación y puesta en marcha del hardware y recursos. Arrancando y ejecutando más rápido también se reduce el tiempo de obtener valor (time to value) y ayuda a alcanzar los objetivos de negocio mucho más rápidamente.

 

Predictibilidad del Costo

Un SGA en la nube reemplaza grandes gastos de capital y costos de operación mediante el pago de una tarifa mensual baja y plana. Con este modelo de gastos operativos, se paga lo que se usa, siempre que la solución continúe agregando valor. Esto permite recuperar la inversión mucho más rápidamente que con las soluciones empresariales locales y elimina la necesidad de obtener aprobación para una inversión costosa. Alejarse del modelo de gasto de capital está ganando más popularidad. Las economías de escala disponibles con la nube permiten a los proveedores de la nube comprar y mantener grandes volúmenes de almacenamiento de hardware a una fracción del costo. Esto permite que los costos disminuyan y que el rendimiento y la funcionalidad aumenten constantemente en un horizonte de varios años.

 

Seguridad y Cumplimiento

La necesidad de seguridad y cumplimiento siempre mantendrá la más alta prioridad. Tener un proveedor responsable de la seguridad de la infraestructura, que incluye A / C y prevención de incendios, autenticación multifásica, redundancia en todos los niveles, copias de seguridad y privacidad de los datos, reduce enormemente los riesgos. Aprovechando la experiencia subcontratada, se evitan fallas pequeñas y sobreexplotadas que pueden afectar las operaciones por un período de tiempo prolongado.

Desde la perspectiva del cumplimiento, muchos proveedores de Infraestructura como Servicio (IaaS) y de Software como Servicio (SaaS) tienen una extensa lista de certificaciones que serían costosas y difíciles de obtener. Esto disminuye la carga general de su negocio a la vez que proporciona un impulso muy rápido en retorno de la inversión (ROI).

 

Ajuste y monitoreo del rendimiento

Tener un proveedor responsable de monitorear la solución elimina la necesidad de prestar atención a todos los contadores de rendimiento variable. Todos los aspectos del SGA se monitorean activamente y se almacenan para el seguimiento histórico, entregando un sistema más confiable.

Con un SGA basado en la nube, las alertas críticas y de advertencia se generan y se envían automáticamente a los equipos apropiados, a menudo sin que la empresa tenga que saberlo. Los servicios se ajustan y optimizan proactivamente para detectar posibles problemas antes de que afecten a las operaciones. Esto permite una resolución más rápida y fomenta el negocio proactivo, en lugar de reactivo.

 

Innovación

Adoptar las últimas tendencias tecnológicas, como la nube, es fundamental para mantener la competitividad en el mundo dinámico de hoy. Sin embargo, a menudo es una tarea difícil mantener el ritmo al mismo tiempo que se gana la compra ejecutiva. En lugar de invertir una gran cantidad de tiempo e investigación, aproveche automáticamente las tendencias emergentes eligiendo un proveedor que esté a la vanguardia de lo que vendrá después.

 

Conclusiones

Lejos están los días en que la nube era solo un apodo popular. Mover las operaciones de la cadena de suministro a la nube es una decisión empresarial inevitable. Aquellos que se centran en iniciativas estratégicas y mejores prácticas para sus operaciones de distribución, en lugar de distraerse con su infraestructura y tecnología subyacente, aumentarán su base de clientes leales de manera eficiente y rentable. La oportunidad en la nube espera.

 

Traducido por Ainoa Elguezabal el 31 de Marzo de 2018